Ministerio de Salud realizó Encuentro Federal de Alimentación Saludable y Prevención de la Obesidad

Atención, abrir en una nueva ventana. PDFImprimirE-mail

Autoridades sanitarias provinciales, organismos internacionales, ONG´s y entidades académicas participaron del debate sobre las políticas públicas para frenar la epidemia de obesidad en el país.

Autoridades del Ministerio de Salud de la Nación inauguraron el Encuentro Federal de Alimentación Saludable y Prevención de la Obesidad, que tuvo como objetivo favorecer la articulación de políticas públicas integrales e intersectoriales en todo el país en el marco de la lucha contra la obesidad y la promoción de una alimentación saludable.

“Esta problemática sanitaria está en la agenda social y política, donde hay mucho interés de distintos sectores en definir acciones para frenar esta epidemia que se ha desarrollado a mucha velocidad en las últimas tres décadas y que ha principalmente a los grupos más vulnerables”, expresó el secretario de Promoción de la Salud, Prevención y Control de Riesgos de la cartera sanitaria nacional, Adolfo Rubinstein, durante la apertura del encuentro que contó con la participación de referentes de todas las jurisdicciones del país, representantes de la Organización Panamericana de la Salud (OPS/OMS), organizaciones no gubernamentales (ONG’S).

“Si nosotros como autoridades sanitarias no hacemos nada, es probable que se reviertan todas las ganancias que ocurrieron en los últimos 20 o 30 años respecto de la reducción de la mortalidad por enfermedad cardiovascular, entre otras cosas”, añadió el funcionario.

En el mismo sentido, el subsecretario de Programas, de Promoción, Prevención y Atención Primaria, Mario Kaler, señaló que “el sobrepeso y la obesidad son un problema de salud pública y tenemos que definir estrategias federales para revertir esta epidemia”.

Por su parte, la directora de Promoción de la Salud y Control de Enfermedades No Transmisibles del Ministerio de Salud, Verónica Schoj, indicó que “tenemos que tener regulaciones intersectoriales con distintos actores del Estado, la sociedad civil y el sector productor con un abordaje federal y de educación de la población porque la alimentación es un derecho humano y tenemos que garantizar que además sea nutritiva y adecuada”.

Schoj afirmó que “el sobrepeso y la obesidad no son un tema de decisión individual sino que tienen relación con los entornos, el acceso y la inequidad”.

En Argentina, datos de la última Encuesta Nacional de Factores de Riesgo alertan que más de la mitad de la población adulta (53,4%) tiene exceso de peso en algún grado; 4 de cada 10 adultos tiene sobrepeso y 2 de cada 10 obesidad. Por otro lado, la 2º Encuesta Mundial de Salud Escolar— realizada en 2012— estimó que, en Argentina, 1 de cada 3 niños y niñas en edad escolar tiene sobrepeso, mientras que el 5,9 % presenta obesidad.

Por otra parte, la Organización Mundial de la Salud (OMS) estima que más de 1.900 millones de adultos en el mundo tienen exceso de peso, y entre ellos más de 600 millones presentan obesidad. En el caso de los niños y niñas, estiman que 42 millones tienen sobrepeso u obesidad. En este marco, en 2015 se aprobaron los Objetivos de Desarrollo Sostenible, en los que se hace un llamado a poner fin a la malnutrición en todas sus formas y para todas las personas antes del año 2030, para reducir el impacto en las enfermedades crónicas no transmisibles.

Durante el encuentro, el consultor nacional de enfermedades no transmisibles de la OPS/OMS, Sebastián Laspiur, presentó las recomendaciones internacionales para la prevención del sobrepeso y la obesidad, junto con las experiencias exitosas en la región de las Américas y los desafíos pendientes para prevenir la obesidad y las enfermedades asociadas a la malnutrición.

“Necesitamos aliados en todas las provincias para acompañar el liderazgo que lleva adelante el Ministerio de Salud de la Nación en la implementación de políticas para torcer esta epidemia”, comentó Laspiur, al tiempo que remarcó que “la estrategia de realizar una educación alimentaria es buena, pero no es suficiente. Las políticas efectivas pasan por regulaciones”.

Durante el encuentro se trabajó sobre la estrategia nacional para abordar esta problemática; la importancia de la lactancia materna como el inicio de una alimentación saludable; las propuestas de abordaje de etiquetado y publicidad, promoción y patrocinio de alimentos; las estrategias de entornos, con especial hincapié en entornos escolares; y la implementación de las Guías Alimentarias para la Población Argentina con la presentación del Manual de Implementación que podrá ser consultado en la web argentina.gob.ar/salud.

Según datos de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO, por sus siglas en inglés), el sobrepeso y la obesidad constituyen el sexto factor principal de riesgo de muerte en el mundo y cada año fallecen cerca de 3.4 millones de adultos como consecuencia de las mismas. La obesidad puede prevenirse a través de la transformación del entorno obesogénico, promoviendo la alimentación saludable y el aumento de la actividad física.